La Cata

22 Abr La Cata

Cada cerveza se expresa diferente y tenemos que saber como analizar su forma con un análisis sensorial activo. Estamos acostumbrados a escuchar adjetivos muy diversos e intentamos relacionar sensaciones percibidas con otras ya conocidas que encontramos en otros productos de consumo, por ejemplo: aromas a cítricos o hierba recién cortada, café expreso o frutas tropicales, notas florales o especiadas, está claro que este tipo de semejanzas nos ayudan a encontrar sentido a lo bebido pero creemos que podemos entrar en un juego complejo y hasta cierto punto snob.

Enfrentarse a una cerveza y sacar conclusiones tras analizarla no es tarea fácil. Debemos de utilizar todos los sentidos y tener una serie de parámetros que nos ayuden a entender mejor lo que estamos bebiendo.

Raceland_Louisiana_Beer_Drinkers_Russell_Lee

AP3304070109w_tx400

Nosotros queremos acotar mucho más el análisis sensorial en la cata y para ello nos basamos en ideas muy concisas que te pueden ayudar a entender mejor este maravilloso brebaje y acotar sensaciones para poder catalogar lo bebido de una forma más intuitiva.

  • La intensidad marca mayor fuerza o presencia tanto en aroma como en sabor, por ejemplo una cerveza pale ale será menos intensa en cuanto al lúpulo y su aportación al amargor que una ipa, una dubbel tendrá menos intensidad en cuanto a maltosidad que una barley wine.
  • El equilibrio basado en la intensidad de cada nota y su armonía, es la suma de todos sus matices, mucha intensidad en uno de ellos tapara a los demás y nos desequilibrara su estructura.
  • El recorrido o persistencia tanto en aroma como en sabor ha de ser según el estilo mayor o menor, por ejemplo una lager ha de tener menor recorrido que una imperial stout, podemos relacionar la intensidad con el recorrido fácilmente pero existe diferencia, una cerveza puede ser sutil, con poca intensidad, pero realizar un recorrido duradero.
  • La frescura se puede relacionar con el equilibrio y con el recorrido, una cerveza fresca de trago largo debe de tener notas diversas y no pesar en boca, la acidez equilibrada con el amargor  da sensación de frescura, notas intensas alcohólicas y dulces hacen mayor su recorrido pero no su frescura.
  • La complejidad quizás la más apreciada por los avanzados bebedores, buscar y destapar nuevas notas en función del vaso elegido, la temperatura o incluso el momento hacen divertido el trago.

La suma de todos estos parámetros en mayor o menor medida han de ayudarnos a encontrar su momento y su maridaje, cada cerveza juega con ellos de forma diferente e intentan trasmitir sensaciones diferentes que podemos acotar basándonos en estos parámetros sencillos y útiles para cualquier cervecero.

Ahora toca disfrutar y elegir lo que más os guste a cada uno, no podemos hablar de mejor o peor pero si de intensidad, equilibrio, recorrido, frescura o complejidad.

10518662_10152246431174013_7620469480335268848_n

No hay comentarios

Escribe un comentario